Música y la ciencia se confunden cuando nos cuestionamos los sonidos de cada instrumento. En el caso del saxofón, y la familia del viento, descubriremos las leyes de la vibración que producen pequeñas corrientes de aire insufladas en sus relucientes tubos sonoros.

Son una prolongación de nuestra propia respiración, del latido que nos mueve. Por eso su sonido es tan personal y arrebatador. Te proponemos nuestras clases, con profesor particular, para que puedas sacar el mejor sonido al Saxofón.